martes, 12 de noviembre de 2013

Disculpe las molestias ¿Discriminación a personas obesas?

La semana pasada nos enteramos en las noticias que una familia de francia denunció el hecho de que una aerolínea británica no les permitió tomar el avión de regreso porque el peso del joven era de 226 kilogramos. Lo anterior ocasionó que tuvieran que regresar en barco desde Nueva York, después de tratamiento médico.

¿Fue un acto discriminatorio? ¿Tiene la aerolínea el derecho a admitir o negar a personas para su traslado en base a su peso? ¿La discriminación es por su peso o por su enfermedad? ¿Lo anterior debe ser advertido?

La familia mencionó que en el viaje de ida no tuvieron problemas para el traslado. Si bien, al parecer se les devolvió el costo de los boletos, surge la cuestión de si fueron suficientemente compensados y si existen cuestiones éticas en el caso a tratar. Por otra parte, ya existen propuestas por parte de economistas en que deberían de pagar los traslados en aerolíneas en base al peso.

Ya anteriormente se había tratado la cuestión de este aspecto que por cierto en las políticas fiscales de México, quien para el próximo año pretende imponer impuesto a las bebidas que contienen azucar que afectará a las refresqueras por un lado y que como argumento moral se ha indicado que se busca reducir el contenido alto caloríco de las mismas para mejorar la salud de las personas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mi lista de blogs