viernes, 11 de septiembre de 2009

¿Cuál es la solución idónea?


No soy economista y no domino el tema. No sé si los diputados y senadores lo sepan y esten muy bien asesorados. Lo que más se requiere es ofrecer alternativas y soluciones. Decir No, es facil. Es el momento de escuchar además de un no, alguna propuesta viable.

El Ejecutivo ha presentado su proyecto de presupuesto. En efecto, es criticable, pues a nadie nos gustan más impuestos,además de que no se está simplificando el pago de los mismos, pero además porque son los propios pobres los que harán un "redondeo para solucionar su propia pobreza". La clase media como sea podemos ajustarnos una vez más el cinturón, pero los ricos y super ricos comodamente pueden aceptar las reformas que sean pues siempre tiene asesores fiscales de primera para sacarle provecho o no salir tan lastimados.

El Legislativo, principalmente el PRI y el PRD levantan la voz y se oponen, algunos con argumentos bien sustentados, lamentablemente pocas propuestas se escuchan, entre ellas, está aumentar el deficit o gasto, esto es, aumentar el endeudamiento para poder gastarlo en sectores sociales y mejorar la economía, lamentablemente, en la realidad sabemos endeudarnos muy bien, pero gastamos muy mal y las cosas nos resultan peor, pues la impunidad e irresponsabilidad impera en todo el Estado Mexicano.

Habría que proporcionarles toda la información necesaria a los grandes economistas de nuestro País para que sugieran si podemos o no endeudarnos en las circunstancias que estamos viviendo, tratando de evitar compararnos con otras Naciones, sino viendo nuestros bolsillos y nuestras cuentas.

Analizar objetivamente cómo podemos incrementar la recaudación, que se dice es de las más bajas, por lo menos de los países pertenecientes a la OCDE y valorar seriamente el adelgazamiento burocrático y reducción salarial a nivel Federal de los tres niveles y de los Estados y Municipios.

Y Finalmente lo más importante, evaluar las medidas necesarias para que los ingresos sean bien gastados en los sectores que más lo requieren, con incentivos que no permitan la evasión de la responsabilidad que siempre ha imperado




Lo triste del caso es que el Poder Legislativo y Judicial no quieren asumir dichos costos de ponerse a dieta y las Entidades Federativas y Municipios prefieren estar calladitos para verse más bonitos.
Ojala que los que entiendan de economía nos puedan iluminar un poco sobre las medidas más idóneas para que el País pueda sostenerse frente a la turbulencia económica global en que hemos entrado.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mi lista de blogs