domingo, 19 de junio de 2011

NO TE PREOCUPES, REGRESA A TRABAJAR


Por circunstancias del destino he estado involucrado en temas de derecho laboral. Lo anterior me generado interés en conocer más sobre la materia.
Es un libro de 206 páginas además de ser muy didáctico para los estudiantes de esta carrera que están familiarizados con los términos legales.
El primer capítulo nos ubica en el contexto y ayuda a comprender mejor el tema que se estudiará. Los conceptos que explica son el de estabilidad en el empleo; el despido injustificado; las acciones de reinstalación o indemnización con motivo de un despido injustificado y la carga de la prueba en el juicio laboral, cuando se alega despido injustificado.
Me quedó claro, que ante la afirmación del trabajador de haber sido despedido injustificadamente de su empleo existen varias opciones que puede llegar a adoptar el patrón y son:
· Aceptar la existencia del despido injustificado.
· Negar el despido injustificado, pero argumentar que despidió al trabajador justificadamente.
· Negar lisa y llanamente el despido, o sea, sin atribuirle ninguna causa específica; y
· Negar el despido injustificado, atribuyendo al actor una conducta específica de la terminación de la relación laboral, como la renuncia, que dejó el empleo para contratarse en otro, etc.
· Negar lisa y llanamente el despido y a la vez ofrecer al trabajador que regrese a su empleo.
Ésta última posibilidad ha sido denominado como “Ofrecimiento de Trabajo” que como bien señala el autor debería llamársele “Ofrecimiento de Reincorporación al trabajo”
Ésta figura es EXTRALEGAL pues no está contemplada en la Ley Federal del Trabajo y SEMI-CONCILIATORIA pues se puede presumir de buena fe que se está realizando un ofrecimiento de que regrese a sus labores. Además deberá cubrir los requisitos de ofrecerse en las mismas o mejores condiciones.
El autor denota con un tono muy discreto no agradarle esta figura pues implica la reversión hacia el trabajador de la carga de la prueba y porque no está contemplada en la ley, por ello propone que sea prevista y regulada en la Ley Federal del Trabajo y en ésta se ahonde todas las circunstancias de cómo debe funcionar.
En lo personal, creo que ante la realidad evidente de estos hechos y ofrecimientos de trabajo, la jurisprudencia del Poder Judicial de la Federación procuró una salida interpretando la ley, buscando el equilibrio y la justicia social entre las relaciones entre trabajadores y patrones.
Me ha tocado ser trabajador y patrón y en dicha perspectiva cuando me ha tocado ser patrón he podido comprender cómo la legislación laboral de nuestro País no sólo busca un equilibrio, si no en ocasiones y lamentablemente cae en un exceso sobreproteccionista que llega a los absurdos kafkianos en donde el mejor de los mejores patrones sufrirá la injusticia sin adjetivos, aunque también acepto que la figura de ofrecimiento de trabajo puede convertirse ( y así lo es en muchos casos) en una estrategia que no necesariamente busca la conciliación sino la defensa y diferimiento para salir mejor librado.
En fin, es una lectura recomendable, la cual como todo nos impulsa a repensar si tenemos la legislación laboral adecuada a los tiempos que estamos viviendo frente a los retos que implica la propia Globalización y los retos tecnológicos que ya están aquí y siguen avanzando sin parar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mi lista de blogs