domingo, 1 de noviembre de 2009

Voleibol Tributario

El desacuerdo de las Cámaras es común cuando son controladas por diversos partidos y aún más cuando se trata de asuntos tributarios o fiscales.

El ejemplo más claro es la Ley de Ingresos 2010, en donde el temor de nuestros políticos por asumir responsabilidades, está evidenciando como se pasan la bolita de un lado a otro.

Muchas reglas establecidas en nuestra Carta Magna fueron diseñadas en un tiempo en que el Presidente de la República era autoritario y además controlaba el Congreso de la Unión, que era mayoritariamente de su partido. Hoy, esta situación puede llevar a nuestra Nación al hundimiento gradual, ya que otros Países sí están sobresaliendo y rebasándonos ampliamente en muchos sectores.

Nuestra Constitución de los Estados Unidos Mexicanos establece en su artículo 72 todo este jugueteo que estamos apreciando, principalmente las fracciones D, E y G, aunque hay otros artículos que también nos permiten comprender toda esta situación.

Veamos:

1) La INICIATIVA de la LEY DE INGRESOS ( y el proyecto de presupuesto de egresos de la federación) está reservado al Presidente de la República. (Artículo 74 fracción IV segundo párrafo Constitucional)

2)Como se trata de CONTRIBUCIONES o IMPUESTOS, la iniciativa se debe enviar a la Cámara de Diputados, CÁMARA DE ORIGEN.(Art. 72 fracción H Constitucional)

3.-La Ley Federal del Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria (Art. 42 frac. IV) señala que la Ley de Ingresos debe ser aprobada por la Cámara de Diputados a más tardar el 20 de octubre y por la de Senadores, a mas tardar el 31 de octubre.

4.- Como hemos visto, la INICIATIVA del Presidente se transformó en la Cámara de Diputados y fue pasada a la de Senadores. Al existir diversas críticas, los políticos de diversos partidos, pero principalmente del PRI y del PAN tambalearon y no quisieron asumir los costos de sus decisiones.

5.-En el Senado, CÁMARA REVISORA, el PRI optó por el interés electoral y mejor se abstuvo ( aunque no lo hizo inicialmente en la Cámara de Diputados) dejando la decisión al PAN, pero no con la INICIATIVA PRESIDENCIAL sino con el "transformer fiscal" que le envió la Cámara de Diputados. En fin, se ratificó el incremento del Impuesto al Valor Agregado(IVA) del 15 al 16%; el Impuesto sobre la Renta) del 28 al 30%, aunque desechó gravar el ahorro de los trabajadores mexicanos. Además, los legisladores aprobaron acotar el régimen de consolidación fiscal, para que todas las empresas que se encuentren bajo este régimen para pagar el ISR, liquiden sus adeudos fiscales en cinco años, a partir de 2010.

6.- La Cámara de Diputados ha recibido de la CÁMARA REVISORA (SENADO), una parte aprobada y rechazada. Respecto a la parte rechazada, reformada o adicionada debe discutir nuevamente.

7.-La Cámara de Diputados ya discutió nuevamente la pelotita fiscal, si así se le puede llamar, y ha aprobado en lo general la ley de ingresos 2010, pero rechazaron las modificaciones que los senadores impusieron al impuesto al tabaco, facultades arancelarias y la apertura del secreto fiscal, por lo que el paquete económico regresará a la Cámara alta (SENADO), en calidad de órgano revisor, en las próximas horas.

8.- ¿Qué sigue?

a) Que estén conformes en suprimir las modificaciones propuestas por ellos (por el SENADO), entonces el proyecto en lo que ha sido aprobado por ambas cámaras, pasará al Ejecutivo Federal para su promulgación.

b)Insistir en las modificaciones por ellos propuestas. En este caso, todo el proyecto no podrá presentarse, sino hasta el siguiente período de sesiones, salvo que ambas cámaras acuerden que se expida la ley sólo con los artículos aprobados y se reserven las modificaciones para su examen,y votación en las sesiones siguientes.

Lo predecible es que suceda a) o bien se logre un acuerdo entre ambas cámaras, pues el PRI en el SENADO ya demostró su posición de involucrarse en esa importante decisión, prefiriendo abstenerse o retirarse para que pase la bolita en el sector del PAN y usar esta situación para un momento electorero.

Y la Nación?

Claro que da tristeza. Faltan líderes que sepan tomar decisiones aunque sean impopulares.

Deberían aprender de Winston Churchill cuando en un momento decisivo para su País en la segunda guerra mundial, emitió el famoso discurso:

"No tengo nada más que ofrecer, que sangre, sudor, esfuerzo y lagrimas"

Y su pueblo comprendió que sólo a través de un serio compromiso, se podía lograr algo, la victoria, el desarrollo, el progeso.

En nuestro País, la situación es diferente y lo estamos presenciando. Falta de creatividad por una auténtica reforma fiscal. Diversas visiones. Pocas y en algunos casos nulas propuestas. ¿Podrán nuestros políticos y nosotros, algún día, comprometernos y asumir la responsabilidad por ser un mejor País, cueste lo que nos cueste o seguirán y seguiremos viendo a corto plazo, la inmediatez y la ventaja electorera?

¿Aprenderemos a tiempo o nos tomara otros cien años más?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mi lista de blogs