martes, 13 de abril de 2010

Nuestras CSI: Las Procuradurías. El Caso Paulette y Robo de Autopartes.


Usualmente veo la serie CSI (Crime Scene Investigation) u otras similares, en ellas se aprecia cómo se debe investigar un delito a un grado que pinta para muchos como ideal y fantasioso.

Con la introducción previa y antes de salir del País me fui con la noticia sorpresiva del Caso Paulette, quien en dicha fecha había sido encontrada debajo de su cama.

¿Pero porqué sorpresiva? Expliquemos algunos HECHOS.

Una niña de cuatro años, Paulette, con discapacidad motriz y de lenguaje, desaparece de repente y no se sabe qué pasó. La última vez que la vieron sus padres fue el Domingo 21 de Marzo en su propia casa y al día siguiente en la mañana ya no estaba. La última persona que la vio fue su Madre Lisstette Farah, quien la llevó a dormir y al día siguiente las niñeras le avisaron a la madre que no estaba Paulette y ahí empezó la búsqueda de la niña perdida. Cabe mencionar que vivían en un coto privado en un departamento de dos pisos.

La Procuraduría General de Justicia del Estado de México tomo el caso el Lunes 22 de Marzo, iniciando las investigaciones correspondientes. Algunas de las medidas fue solicitar a un Juez el arraigo de los padres de la menor y de las dos niñeras encargadas de vigilarla. Yo supongo que las autoridades investigadoras entraron a la casa y debieron inspeccionar cada rinconcillo,

Se llegó a mencionar que existían declaraciones falseadas y que ello estaba dificultando la investigación. Se realizaron hasta siete cateos en distintas casas.

Al parecer fue hasta la madrugada del miércoles 31, alrededor de 11 días después de su desaparición, que se encontró el cadáver de la niña Paulette entre el tambor y el colchón de su cama con oclusión en las áreas por donde ingresa el oxígeno. Ahí empezaron las sospechas respecto a si había sido asesinada o no y al día siguiente salí del país.

Al llegar, me encuentro con mayores sorpresas. El 02 de Abril los medios informaron que un especialista en psicología había considerado que probablemente la madre tenía trastornos de personalidad. El 03 tres de Abril el Procurador Bazbaz declaró que seguían las investigaciones para saber la hora de la muerte.

El caso se mediatizo a niveles mayores, ya que incluso ante televisoras chocaron las versiones de los padres. Título el Universal una nota: “ No sé como murió: la mamá; No fue un accidente: el papá.”

Posteriormente se ha politizado el tema y está afectando al Gobernador del Estado de México Peña Nieto, el cual, como todos los mexicanos saben es el candidato más fuerte a la Presidencia por el PRI.

Este viernes 09 de Abril la Procuraduría General de la República la cual está coadyuvando a la Procuraduría General del Estado de México ha informado que tiene casi listas 10 pruebas periciales sobre la muerte de Paulette e incluso que ya entregó algunos resultados, pero debe ser ésta última la que dictamine. Hay que agregar que también coadyuvo la Procuraduría del Distrito Federal y participó el FBI. (Yes, its correct! La Oficina Federal de Investigación de los Estados Unidos de América)


En fin estamos esperando las conclusiones de la Procuraduría del Estado de México. ¿Quedaremos satisfechos?

Ayer al salir de mi trabajo, me robaron un espejo retrovisor de mi auto y dos faros. Me quede pensando, llamaré a la Policía. Después me cuestioné ¿Investigarán mi delito? Terminé con sentimientos encontrados. Ya en la noche tomé el libro de un excelente maestro e investigador Guillermo Zepeda Lecuona denominado “Crimen sin Castigo. Procuración de Justicia Penal y Ministerio Público en México ” y al abrir la página de la suerte me encontré con un diagrama que revela el fenómeno delictivo y el sistema penal durante 2001 en nuestro País:

“De cada 100 delitos que se cometen en México, sólo se denuncian 25. De los 25 ilícitos que sí se reportan, sólo se concluye la investigación en 4.55, poniéndose a disposición de los jueces sólo a 1.6. De ese 1.6% del fenómeno delictivo que llega ante un juez, 1.2 llega a sentencia, condenándose a 1.06. De ese 1.06 condenado 0.66 reciben menos de tres años de prisión (que en algunos casos puede conmutarse con pena no privativa de la libertad) y 0.4 recibe más de dos años de prisión.”
Suspiré. Quise pensar que era una pesadilla, pero hoy tengo que pagar el impuesto que nos impone la delincuencia y de la que es participe nuestras autoridades. Decidí no comprar las mismas autopartes en la calle 5 de Febrero de Guadalajara, la cual es por todos conocida porque se venden autopartes robadas, pues más coraje me provocaría comprar las mismas piezas con el riesgo de que me descuide y me roben otras, además de fomentar a los delincuentes.

Como información pagaré casi el mismo impuesto que cobran las autoridades por tener un auto y ahora me entero que este delito en Jalisco se ha duplicado con respecto al año anterior.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mi lista de blogs