viernes, 9 de agosto de 2019

Armas de Fuego + Odio= ¿Tiroteo Masivo?


“…pero cómo frenas a esta gente” menciona Donald Trump, Presidente de los Estados Unidos de América refiriéndose a los migrantes.  “Dispárenles” se oye gritar por parte de un asistente en  un acto de precampaña en el mes de mayo en el Estado de Florida. Trump mueve su cabeza negando el grito y la gente se ríe. Trump menciona: “Sólo en la franja de la frontera, te puedes salir con la tuya con lo que  has dicho”


El pasado fin de semana se vivieron  tiroteos masivos en  El Paso Texas y en Dayton Ohio, tanto los analistas como políticos han  tratado de comprender cuáles son las causas para en su caso determinar acciones a seguir.  Los argumentos inmediatos han sido la disponibilidad de armas de fuego  en EUA y  con la misma prontitud  otros han mencionado que es el Internet (enparticular ciertas páginas, foros ), los videojuegos violentos,  las noticias falsas, los supremacistasblancos y los problemas de  salud mental, entre otros.

                El comentarista  y comediante Trevor Noah demuestra que varias de ellas no necesariamente  son la única causa pues han estado presentes  desde hace tiempo en varios países y no han generado  necesariamente este problema, sin embargo  tampoco los descarta en el sentido de que algunas o todas podrían ser las causantes.


Por otra parte, el economista Sergio Sarmiento demuestra que en EUA  tienen 120.5 armas de fuego por cada 100 habitantes según el Small Arms Survey de Ginebra y lo compara con Yemen y demuestra  que pese a ser el segundo,  los homicidios dolosos son relativamente bajos 5 y 8 por cada 100 mil habitantes. 

                En cuanto a tiroteos masivos (mass shooting) en un estudio realizado por CrimePrevention Research Center y que en particular es compilado por el economista John Lott, al comparar países del 2009 al 2015 coloca a EUA en el número 66 en cuanto a frecuencia   per capita. Y al compararlo con países europeos y Canadá se encuentra en la posición 12. No obstante  muchos critican sus datos e interpretaciones, pues incluso no todos comparten las mismas definiciones del problema lo que complica la medición.

                 El inoportuno twitter del científico Neil de Grasse Tyson  que pone en perspectiva los hechos sucedidos al mencionar que en 48 horas, en  Estados Unidos murieran 34 personas por tiroteos masivos y compararlos con otras muertes, debe sopesarse  pues resulta inquietante que 8 sean mexicanas  en El Paso Texas y pudieran aumentar, pues en éste el tirador expresó  su motivación ante interrogatorio sustentado en el odio en particular contra los mexicanos, contra los inmigrantes.


Los hechos ponen de manifiesto que por lo menos se presentan con frecuencia  dos elementos en este tipo de incidentes: armas de fuego por una parte y personas que tienen emociones de odio con una mezcla de otras que también se podrían definirse como tóxicas. Además de las evidente víctimas inocentes.

 En el tema de armas  es evidente los intereses de por medio (uno de los más grandes negocios) y los actores que evitarán el control o regulación. Las armas de fuego sí son un problema por su disponibilidad y letalidad. Ciertamente el derecho a poseer armas contemplado en la segunda enmienda de laConstitución Americana como en el  artículo 10 de nuestra Carta Magna no es ilimitado y así debería ser interpretada la norma que en éste último caso se encuentra dentro del Capítulo I "De los derechos humanos y sus garantías". Asimismo, debe ponerse mayor atención al flujo de armas de fuego ilegales desde la cooperación internacional, entre otras medidas.

Finalmente se debe atender un tema delicado y fundamental ¿Quién o quiénes están sembrando el odio? ¿Qué responsabilidad tienen o incluso tenemos? Es necesario que todas y todos asumamos  una comunicación verbal y no verbal incluyente y respetuosa de la dignidad de las personas, es decir que no fomente el odio, ni la indiferencia, sino por el contrario sea compasiva y valientemente pacífica. Ante tanta violencia, se tiene que sembrar la semilla de la paz día a día. ¿La estamos alimentando?   

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mi lista de blogs